Algunas recomendaciones de los especialistas

Cuando los recursos disponibles para organizar la boda suelen son limitados, es importante tener en cuenta las siguientes sugerencias con el fin de ahorrar dinero.

- Celebrar el civil y el casamiento religioso el mismo día constituye una forma muy común de disminuir los gastos.

- Salón y catering. A veces un salón que ofrece un paquete con todo incluido sale más barato que contratar el catering de manera independiente. Es importante en este sentido, calcular cuánto cuesta cada opción antes de elegir (precio por el salón, el catering, los mozos, la vajilla y mantelería, etc.)

- Bebida. En la búsqueda del lugar para la fiesta, debe tenerse en cuenta quiénes aceptan que los novios lleven su propia bebida, dado que de esta manera es posible concretar ahorros importantes.

- Ambientación y centros de mesas. Si quieren pedir ayuda a familiares o amigos es mejor que sea en algo sencillo o fácil de armar, porque en ests casos las cosas siempre tardan más de lo que uno tenía pensado al principio. Tener en cuenta que las cosas que pueden arreglarse con anticipación, también ahorran tiempo y dinero.

- Tarjetas. Si les gusta trabajar con las manos y son creativos pueden economizar haciendo las tarjetas de ubicación de mesas, el menú, etc. ustedes mismos. Así también se aseguran de darle un toque bien personal.

- Carnaval- Lo más fácil es ir a una tienda de cotillón y comprar las cosas que necesitan para el carnaval. Si quieren personalizarlo o gastar menos, pueden pedirle a algún familiar o amigo con destreza manual que los ayude (o hacerlo ustedes mismos).

- El vestido. Comprar el vestido de segunda mano es una excelente opción.

- La noche de bodas.  Pasarla en casa permite destinar más recursos a la luna de miel.










Desarrollo Web Webexport