Consejos para una boda con poco presupuesto

No necesariamente debemos contar con un presupuesto elevado para organizar un casamiento inolvidable.

 

Una de las claves para aplicar eficientemente los recursos es enfocarse en los puntos que son más importantes para ustedes como novios; así, mientras que algunas parejas le darán más importancia al lugar, otras priorizarán el hecho de invitar muchos amigos o de contar con una fotografía de alta calidad, otras se centrarán en el vestido vestido de novia, y así.

Por eso, ante la existencia de un presupuesto limitado, es importante concentrarse en lo que ambos consideran que no debería faltar en el casamiento.

A continución, algunos consejos al respecto:

- Al planear el presupuesto hay hacerlo con prudencia, tendiendo a subvalorar los ingresos y a sobrevalorar los gastos, de manera que siempre nos quede un margen aceptable para hacer frente a los inevitables desvíos generados por gastos extra o no previstos o por la ausencia de algún ingreso con el que esperábamos contar.

- Limitar la cantidad de invitados tiene un efecto multiplicador en todos los rubros de gasto de la organización de una boda. Cuantos más invitados tengamos, más grande debe ser el lugar, más cubiertos hay que pagar, más invitaciones hay que mandar hacer, etc.

- La mayoría de los servicios inherentes a la organización de un casamiento requieren el depósito de un anticipo al contratarlos y del pago del saldo una vez que el servicio ha sido brindado. Por ello, es muy importante planificar y registrar bien las entradas y salidas de dinero, tanto las presupuestadas como las efectivamente realizadas, de manera que ningun egreso nos tome por sorpresa.

- No siempre es más económico mandar a confeccionar el vestido de novia, dado que los servicios de un buen costurero/a suelen ser elevados. Por otra parte, hay que tener en cuenta que las telas que habitualmente se utilizan para los vestidos de novias, como el satén y la seda, son bastante caras. Por otro lado, siempre vamos a encontrar un vestido más caro que el que nosotros elegimos; por ello, es importante escoger uno que nos guste y que a la vez esté dentro de lo que hemos previsto en el presupuesto.

- El caso de la ropa del novio es más sencillo, dado que una excelente opción es el alquilar un traje de acuerdo a la ocasión, lo que en la mayoría de los casos suele ser más barato que comprarse uno; de hecho, esta es una de las opciones más comúnmente seguidas por la mayoría de las parejas.

- En cuanto a la decoración, debemos apuntar al uso de flores de temporada, de manera que no tengamos que afrontar gastos mayores en este rubro ante la escasez de algunas especies al momento de la boda. En este sentido, recordemos que no es necesario atiborrar el salón de orquídeas para que se vea bonito, siendo más preferible la disposición estratégica y con buen gusto de unos cuantos arreglos en los lugares clave.

- Los centros de mesa deben ser pequeños, dado que los arreglos ampulosos en definitiva terminan molestando a los invitados, a la vez que, si son demasiado elaborados, aumentan sensiblemente el presupuesto.





 







Desarrollo Web Webexport